Page 1
Estándar

Acción 39.838071, 4.202431

img_4447A las 10 de la mañana comienzo a andar con la perra por mi camino habitual. Tengo una meta, hace días que paso por una casa derruida en medio del campo. Ya me he fijado en ella en otras ocasiones pero la última vez que la vi estaba aún mas destrozada a causa del temporal que asoló la isla hace unas semanas. He metido en la mochila la cámara e hilo. No tengo muy claro que haré pero si voy con la idea de intervenir el espacio de alguna manera. A las 11 llego a la casa, después de observarla y rodearla, de manera complicada porque está llena de arbustos que impiden el paso, comienzo a intervenirla uniendo puntos que sobresalen con hilo blanco. Sé que será difícil verlo, porque el hilo es fino y la pared es blanca también. La pared frontal esta derrumbada sobre el suelo, abatida, lo que ha hecho que la casa se extienda aún más. Uno también puntos de la pared aún en pie con las piedras que cayeron en el suelo. Rodeo la casa con hilos. Ahora es aún más complicado penetrar en ella a pesar de estar tan expuesta. Me voy alejando, he dejado el hilo que me sobró de la bobina, por si el siguiente huésped quiere continuar la intervención.

Vídeo

Caminar con el viento

Estaba caminando por el parque de mi pueblo y me encontré con una persona. Caminamos y conversamos por el parque y entre las cosas que hablamos el me explicó que el viento, que con mucha fuerza sopla en el pueblo, le parecía un regalo, lo mejor.  Me sorprendió pues nunca antes habían escuchado a nadie de este lugar decir cosa semejante. Las noches de viento le gusta salir a caminar unos kilómetros con su perro.

Como todos y todas, tengo mi relación particular con el viento, como con los desiertos y ese encuentro con el señor que ama el viento se ha quedado conmigo.

Estándar

En 4 pliegues, sábana, barro i pincel

Siempre que visito a mi tía Rosa Mari me pregunta si necesito sábanas – porque guardo muchas- me dice.

Hace un año empecé a decirle que sí, aunque no sabía bien porqué. A ella le extrañó tanto mi respuesta como que antes no quisiera ninguna.

-¿Para qué quieres tanta sábana?- me pregunta ahora. – Son para experimentar, le explico, – pues te daré las más viejas, me responde ella.

Extiendo un gran trozo de cartón sobre el suelo.

Mezclo barro, recogido del campo, con agua y una parte de cola.

Estiro una de las sábanas sobre el cartón y con un pincel comienzo a cubrirla con suavidad.

Me detengo a la mitad y doblo haciendo coincidir los extremos, la parte cubierta con barro queda oculta.

Continuo embarrando cuidadosamente y doblando, haciendo coincidir las esquinas.

Observo cómo se forman arrugas en la tela que se empapa y deja de absorber el exceso de agua. Las costura se subrayan con el barro.

Me asalta una escena: en una mercería la dependienta dobla sobre el mostrador de cristal las sábanas para una clienta.

Dejo el pincel junto a la sábana.

Esta experiencia ha tenido una duración de 50 minutos.

 

img_4395

 

Estándar

INmaterialidad

 

Visibilizar lo inmaterial en lo material

Por contraste se hace presente lo ausente.

Sistema: en la materia_ el vació_en el vació _ la materia_

El paso de una a la otra _ el transito_circulación_movimiento

Una materia llamada alma…

La materia es alma

Los limites? entre la piel y la roca

v2

Estándar

Rocas

…LAS ROCAS…

Texturas _ pliegues _ historias _ presencia _ materia _ tiempo_ peso

Diálogo entre yo y las rocas
Toco y soy tocada…

LA IMPERMANENCIA Y PERMANENCIA
Corporalidad_yo        corporalidad_roca

Dónde comienza y termina mi cuerpo?

Cada roca una expresión…

BITACORA una materia llamada alma